jueves, mayo 17, 2007

La Guerra del Etanol

Aún bajo la amenaza de que su hermano y sucesor lo desconecte completamente de los aparatos que lo mantienen con vida, nuestro Máximo Líder, nuestro Gran Hermano, nuestro Invencible (y ahora Invisible) Blogger en Jefe ha declarado la guerra al etanol. Lo cual no debe sorprendernos si sabemos su obsesión de estar en guerra con alguien o con algo. Por fin después de largos meses devanándonos los sesos sin saber que hacer con él, le hemos encontrado un simbólico papel en el que no entorpezca demasiado el desarrollo de nuestra política.
Cómo en épocas anteriores, el ahora Blogger-Commander en Jefe, ha encontrado un tema totalmente alejado de la realidad cubana para demostrar sus dotes de vedette absoluta de la política internacional, de la misma forma que nuestra Alicia Alonso demostró sus dotes de “ballerina absoluta” bailando en una silla de ruedas.

Todos recordarán los felices años dedicados a la heroica lucha por la deuda externa del tercer mundo, mientras nuestra deuda externa crecía y engordaba alegremente. ¡Cuantos discursos dedicados a resolver el problema de la deuda de los brasileños! Con no menos entusiasmo con el que ahora se gastan remas y remas de papel para resolverles el problema de la caña. Para suerte nuestra, en Cuba, ya no tenemos ese problema, nuestro culero-commander lo ha resuelto definitivamente. Ya no tenemos caña. El machetero-commander se encargó durante años de destruir, aniquilar y desguazar (literalmente) nuestra industria azucarera, por lo que podemos declarar que la batalla contra el etanol en Cuba ya ha sido ganada por nuestro victorioso demolition-commander.

Veremos cuantos beneficios trae para la nación la nueva ocupación del Invisible-commander.

1- Nos hemos librado de los diarios y largos discursos del blabla-commander, esto tiene varias ventajosas consecuencias: ahora podemos ver la novela más temprano, podemos dormir más, ahorramos electricidad en el preciso momento en que el energético-commander la ha encarecido, no golpearemos más los televisores, resistiremos mejor la tentación de comprar parabólicas ilegales ahora que están más perseguidas por el parábolo-commander, nos sentiremos más felices y relajados, etc.

2- El Granma ahora produce más satisfacción a la hora de utilizarlo como papel sanitario porque cuando nos limpiamos, “esa parte”, estamos seguros de hacerlo con las palabras de caca-commander.

3- Mientras el blogger-commander esté entretenido con este tema podemos estar tranquilos, seguros de que no echará a perder algo más de lo que ya ha echado a perder y de lo poco que ya queda por echar a perder.

4- Es una excelente noticia para los cultivadores de caña y productores de etanol de todo el mundo, pues no hay una actividad económica que haya prosperado más que aquella a la que el agüero-commander le haya vaticinado un desastroso futuro, incluso pudiera haber hasta un poco más de etanol del que se estima, a mejor precio y con menos costo.

5- Nuestra cultura de estadística intrascendente se enriquecerá enormemente: Durante la lucha contra el Etanol, sabremos exactamente cuantas flexiones harán cada año los millones de cortadores de caña de todo el mundo, esto tendrá una importancia tremenda pues los millones de tetrapléjicos, parapléjicos, personas de la tercera edad y lisiados físicos y mentales impedidos de hacer flexión alguna, que se sentirán recompensados por los miles de millones de flexiones que harán los macheteros. El Estadístico en Jefe también se ha comprometido a contabilizar con nombres, apellidos y carné de identidad a todos y cada uno de los 3000 millones de muertitos que habrán debido a la producción de etanol y otros biocombustibles, así como, sus causas, cuantos de hambre, cuantos de sed, cuantos de dolores lumbares, cuantos de cirrosis hepática. También sabremos la cantidad de flexiones de brazos y pies (contabilizadas por separado) necesarias para enterrarlos, la cantidad de ataúdes, bolsas plásticas y otro tipo de envoltorio fúnebre, el volumen de movimiento de tierras, la cantidad de palas, picos y otras herramientas utilizadas en estas faenas, los ingresos de las transnacionales de los servicios fúnebres que se crearán para enriquecerse con tan pingüe negocio.

Por supuesto que hay algunas cuestiones que aún no nos hemos podido responder, por ejemplo:

1- ¿El Blogger commander morirá antes o después de los 3000 millones? ¿Se llamará esta etapa de nuestra vida nacional La Zafra de los 3000 millones?

2- ¿Quién cortará la caña cuando todos los macheteros mueran?

3- ¿Se medirá el índice de consumo de un automóvil en Flexiones por cada 100 km?

4- ¿Será el número de flexiones de los macheteros, mayor o menor que los pasos que dan en sus cortos recorridos durante el trabajo diario?

5- ¿Será posible adaptar un pequeño generador a los macheteros para aprovechar parte de la energía que se produce durante las flexiones?

6- Dado el hecho de que ya no producimos caña, ni quemada ni sin quemar ¿Será posible exportarle a los brasileños humedad para que suplan su falta en Sao Pablo, a cambio de un poco de caña o de Cachaça?

7- ¿Será el Marabú que puebla nuestras antiguas plantaciones cañeras un renglón exportable? o mejor aún ¿Será, dejar que los fértiles campos se pierdan en Marabú, la solución en Brasil a la falta de empleo generado por la siembra de tanta caña?

También el Blogger-commander podrá ofrecer, como es habitual, algunas soluciones y alternativas a la producción de etanol y ya ha estado apuntado algunas en sus magníficas reflexiones.

1- Cambiar los bombillos incandescentes por ahorradores. Lástima que en Cuba no se produzcan bombillos incandescentes, ni “ahorradores”, por lo que hemos tenido que importar todos los bombillos “ahorradores” necesarios para nuestra Revolución Energética desde los países que los producen, pero que no los han cambiado.

2- También es necesaria una política seria de producción de alimentos. Una política seria de producción de alimentos como la cubana donde el 84% de los alimentos se importan desde el extranjero, especialmente desde aquellos países que no tienen una política seria de producción de alimentos como Brasil y los Estados Unidos.

En lo que la absoluta mayoría de los expertos coinciden, con el Experto-commander, es en que los 3000 millones morirán de alguna forma, como morirán algún día los otros 4000 millones de la población mundial, sólo que hay que tener alguna paciencia.

No se descarta la aparición de alguna organización sufragada por el Estado Cubano con el dinero de las remesas de los exiliados para el apoyo del Coma-andante en esta nueva causa, como pudiera ser le Foro Mundial Social de Lucha Contra el Etanol o el Instituto Cubano de Etanol Contra los Pueblos, habida cuenta de que ya se están empezando a sufragar congresos internacionales sobre la materia.

Esta enconada lucha del barba-commander contra el etanol tiene un pequeño inconveniente y es la adicción de su hermano menor por este gratificante y preciado líquido, por lo que pudiera tener malas consecuencias para la salud de ambos.

1 comentario:

Sosa dijo...

Liborio, veo que tienes blog. Trataré de echarle un vistazo a cada rato, si juras mantenerlo activo. Je je. En serio, me has hecho sonreir. Gracias por ser otro que escribe desconsoladamente.