lunes, octubre 08, 2007

Hago un alto en el combate

Vengo inclinando mi frente

ante la muerte del Che.

El comandante se fue

a salvar el continente.

¡Qué tarea más urgente

acometió el argentino!:

de liberar al andino

de la garra imperialista,

mientras Cuba socialista

se moría en el camino.


Además, mi frente inclino

a las víctimas mortales

de Posada, y de tales

repugnantes asesinos,

que regaron intestinos

por el canto del beril.

Pueblo enérgico y viril:

Cuando tiembla la injusticia

lloran llenas de estulticia

las ovejas del redil.


Persisto en mi postración;

esta vez son los espías,

que mandaba yo en mis días

a la norteña región,

quienes ganan mi aflicción.

Juro por el niño Elián,

por Caracas, Teherán:

Descojonados, viejitos,

cagalitrosos, flaquitos;

pero sé que Volverán.

7 comentarios:

analista dijo...

Y eso que no ibas a componer más décimas. Bueno, mientras no caigas en lo que tú sabes... :-)

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Oye, Analista, primero muerto que despretigiao.

Hay un error garrafal en la primera décima, es garrafal debido a la garrafa de vino tinto que me estaba echando cuando la hacía, luego la arreglaré.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Joder, que bukowski dijo mucha, mucha cerveza, no vino.

analista dijo...

Chlarles Bukowski era genial. El otro día ví una foto de él y parecía que le había pasado un camión por encima. No obstante vivió casi 74 años. Es la antítesis del wellness y la vida sana.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Si llego a los 74 ¿pa qué quiero más? Vivir después de los 74, quizás conlleve a no vivir antes de los 74 y entonces no merece la pena.

Ya enmendé la etílica pifia.

Es verdad que fue una borrachera muy santa y castiza...con una botella de Crianza del Castillo de San Simón.

jose varela dijo...

Los 74 es una edad o que?

Jamas sabia yo que habia los 74.

Creo que uno vive hasta los 30... despues esta prestao.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Pepe los 74 deben ser una broma pesada de Dios, un castigo por no haber vivido plenamente mientras pudiste.